Juego y convivencia

Juego y convivencia

Juego y convivencia

El juego abre espacio al vínculo, a la “coordinación de haceres” a lenguajear. Para jugar creamos un espacio común, hacemos acuerdos, inventamos nuevos “modos” para estar en este espacio (quizás fuera de un juego no compartiríamos con determinada persona o no actuaríamos de alguna manera).

El juego permite el error y el conflicto sin exponernos seriamente, sin consecuencias graves. Es además un espacio de ternura, dado que en el aprendemos de la reciprocidad y el cuidado mutuo.

Déjanos tus comentarios o consultas